viernes, 4 de noviembre de 2016

Reseña: Gente que viene y ¡bah!

Título: Gente que viene y bah
Autor: Laura Norton
Saga: No
Editorial: Espasa
Género: Romántica contemporánea
Año de publicación: 2015
Nº de páginas: 456
Edición: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788467043402
Precio: 19,90










"¿Cuántas probabilidades hay de que te toque el gordo de la lotería? ¿O de que el chico con el que estás a punto de casarte se líe con la presentadora más guapa de la tele la misma semana en la que además pierdes el trabajo? 

 A Bea le acaba de pasar (excepto lo de la lotería); así que decide huir y refugiarse en la casa de su excéntrica familia buscando un poco de paz, aunque acabará trayendo el caos a la vida de todos. Bea es así. En esta novela vas a encontrar un mercedes rosa, una casa en los árboles, un pelirrojo de caerse de espaldas (literalmente), muchas risas y unas cuantas lágrimas de esas que se lloran a gusto, que te liberan y te reconcilian con la vida. Una historia con la que descubrirás que siempre hay algo bueno esperándote a la vuelta de la esquina. Si sabes verlo. Y si no la cagas."

Tenía atragantado este libro desde hace tiempo. Lo saqué de la biblioteca hace meses y no conseguí pasar de los primeros capítulos, no se decir por qué. El caso es que, después de conocer la opinión de otras personas, y las buenas críticas que tenía, decidí que no iba a poder conmigo y que le tenía que dar una segunda oportunidad.
De nuevo, me encontré cara a cara con él en la biblioteca y me lo llevé a casa. Me alegro de haberlo hecho porque, finalmente, conseguí terminarlo.

El libro trata, por decirlo de una manera rápida y concisa, de una serie de catastróficas desdichas. Tal cual. Bea es arquitecta, y la persona con peor suerte del mundo, perdiendo su pareja y su trabajo así, todo de corrido, aunque al principio también su carácter tiene mucho que ver en algunos de estos hechos.
Nunca entenderé por que se hacen pactos que se sabe que no se van a poder cumplir, pactos como los que hace Bea con su chico y que resultan como "vacíos legales" en la relaciónm dando pie a que se desate la catástrofe. Hay que ser realista y saber hasta donde puede llegar cada uno. No quiero contar mucho más acerca de esto para no incurrir en spoiler, pero supongo que imagináis por donde van los tiros.
Ya desde el principio, subida a un tren camino a casa, vemos como funciona la mente de esta chica y como se las puede llegar a gastar. Aunque, seamos sinceros, más de uno estaría igual después de sentirse devastada y fracasada en tantos aspectos de su vida.

Los personajes pueden resultar hilarantes, llegando incluso a querer zarandearles para que espabilen. La acción se centra en Bea, aunque su familia tiene un gran peso en toda la novela y podemos seguir sus idas y venidas, a cual más surrealista.
Una hermana con un marido perfecto, pero que tendrá que enfrentarse a las consecuencias de sus actos y perderá un poco la cabeza. Otra hermana alcaldesa, madre divorciada y un poco "lo que yo digo va a misa". Un hermano que guarda algunos secretos y que vamos descubriendo a lo largo del libro. Una madre curandera que se mete en todo y más y un padre inexistente hasta bien avanzada la historia.

Además, tenemos al chico del coche rosa. Diego es un auténtico borde a ratos, con su encantador sarcasmo, o caballero en otros momentos, que pasan demasiado deprisa pero que cada vez son más frecuentes según se van conociendo. Es viudo y padre de una niña que no habla pero que lo pide todo y a la que le cuesta aceptar un no.







A pesar de los distintos encontronazos entre Bea y Diego, una casa en un árbol desata toda su historia.
En este punto, es cuando veo que esta novela, a pesar de que las primeras páginas se atraganten, va ganando en agilidad. No te puedes creer que ocurra todo lo que ocurre, que todas las "desgracias" vengan a pasar en la misma familia. Que sean tan excéntricos y tan cabezotas.
A pesar de todo, son una piña y están para las buenas y las no tan buenas, aunque en algún momento se les va de las manos.


El lenguaje en el que está escrito es cercano y actual, fresco y ameno, está bien escrita, narrado en primera persona. Algunos diálogos son para troncharse. Sin embargo, me costaba meterme en la historia porque no podía creérmela. Resulta muy divertido leer todas las idas y venidas, pero cuando ves que todas les pasan a las mismas 4 personas, es un poco desbordante.
Si algo me hacía sentir era indignación, porque no entendía ni la forma de actuar de los personajes en el pasado, ni como se enfrentaban a según que situaciones. No he llegado a empatizar con ellos ni a "enamorarme" de la que parecía ser la historia de amor.

Ya sabéis que, para que una historia me cale hondo, tiene que hacerme sentir. Este libro, más allá de divertirme y proporcionarme momentos de diversión, no ha conseguido pellizcarme. Eso sí, lo recomiendo para pasar un buen rato entre lecturas más densas o intensas, para momentos en los que estemos de bajón y queramos dosis de diversión, para desconectar del mundo.

En definitiva, lectura sencilla, amena, sin pretensiones, pero que puedes disfrutar, Es probable que pruebe más de la autora más adelante.


1 comentario:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...